jueves, 18 de mayo de 2017

Solstice (NES)


El catálogo de NES es tan extenso y tan aprovechable que a veces resulta difícil decidirse por un juego. Sin embargo yo no he tenido que pensármelo mucho para elegir un título de NES al cual destripar en este análisis. Señoras y señores, con todos ustedes: Solstice.

Quizá no sea el mejor juego para la 8 bits de Nintendo, pero es un título de indudable calidad. Bebe claramente de clásicos del Spectrum, como Knight Lore o Batman, aunque, a diferencia de estos, los años han hecho que se convierta en un producto bastante olvidado.

Lo primero que quiero comentar de este juego no es ni más ni menos que la portada. Sí, señores, no olvidemos que antiguamente nos comprábamos los juegos principálmente por la impresión que nos causaban las carátulas de los juegos. En el caso de  Solstice la carátula hace mucho. 


La espectacular carátula del juego
No es para nada el mejor dibujo que he visto en una carátula, pero recuerdo que en su época me llamó mucho la atención. Aparecía un mago (que supuestamente era el protagonista del juego) sosteniendo un báculo mágico con su mano izquierda y algún tipo de brebaje mágico con la derecha. De fondo se veía una fortaleza, que era en la que iba a transcurrir la acción del juego.
En general era un dibujo muy trabajado y sobre todo muy llamativo; era uno de esos juegos que cuando lo veías sentías la necesidad de cogerlo y darle la vuelta para saber más sobre él.

El manual de instrucciones también merece una mención especial. En él podíamos leer el trasfondo del juego en lo que era casi un mini relato plagado de detalles, que por supuesto nos preparaba para afrontar la aventura con la idea clara de a lo que íbamos a jugar, y nos dejaba dentro el gusanillo de querer saber lo que pasaba al final. Este relato ocupaba casi cinco páginas del manual de instrucciones, para que os hagáis una idea de lo que quiero decir.


El argumento del juego estaba narrado de forma sublime en las instrucciones

Lo cierto es que, pese a ser un título con una calidad técnica notable, lo que nos encontrábamos al encender la consola no era tan espectacular como lo que habíamos visto y leído anteriormente. El protagonista no era tan musculoso como el de la carátula y el trasfondo del juego no estaba tan marcado como en las instrucciones. Pero ya daba igual, estábamos programados para disfrutar de ese juego usando grandes dosis de imaginación, algo que era una práctica habitual en los juegos de antaño. A esto me refería cuando hablaba de lo importante que era una buena carátula que nos provocase una buena impresión. Una buena presentación, un buen gancho. Solstice tenía ese gancho y funcionaba a la perfección.

Resumiéndolo mucho (si lo queréis detallado, sobre estas líneas tenéis un escaneo del relato incluido en el manual de instrucciones), Morbius, señor de la fortaleza Kasterlock, quería tener poder sobre todas las tierras y para ello necesitaba sacrificar a la princesa Eleanor a modo de ofrenda para los Dioses del abismo. También necesitaba reunir todos los fragmentos del Báculo de Demmons, que le proporcionaría poder eterno. 

Nosotros encarnábamos a Shadax, el mago de la corte de Arcadia, y debíamos recuperar los fragmentos del báculo (en forma de pergaminos) antes que Morbius, así como rescatar a la princesa Eleanor y sacarla sana y salva de la fortaleza Kasterlock.

Así que, sin más dilación, vamos a adentrarnos un poco en los aspectos técnicos del juego.


Aquí es donde comenzamos nuestra aventura en la fortaleza Kasterlock

Al iniciar nos encontramos con una intro que nos muestra fragmentos del juego a la vez que escuchamos una melodía bastante lograda, que mezcla un estilo medieval con algo que podría pasar perfectamente por rock progresivo. Desde luego, no es la mejor banda sonora de todos los tiempos (creo que el juego solo cuenta con dos melodías), pero el tema que suena en la intro es bastante bueno y tiene una duración considerable. He vuelto a jugar este título muchas veces y casi siempre me quedo un rato escuchando la canción antes de empezar a jugar. Quizá sea un poco por nostalgia, pero eso no quita que sea un gran tema.

Al pulsar start vemos un pequeño preámbulo, que resume el objetivo del juego. Morbius secuestra a la princesa Eleanor delante nuestra y, como buenos héroes que somos, nos adentramos en la fortaleza Kasterlock para liberarla.

El juego cuenta con perspectiva isométrica. Ya he mencionado que está inspirado en títulos como Knight Lore y eso se nota nada más comenzar. El mapa del juego es un laberinto de mazmorras y jardines repletos de enemigos. Cada escenario es una estancia de la fortaleza y según vayamos descubriendo estancias nuevas se nos irán sumando en un contador que veremos cuando acaben con todas nuestras vidas.

Los enemigos tienen movimientos prefijados y los podemos
memorizar

Dichas estancias están llenas de puzles de habilidad, en las que tendremos que saltar por plataformas para evitar caer a a las trampas de la fortaleza, por supuesto a la par que esquivamos o eliminamos a los enemigos. La mayoría de las veces los enemigos tienen una ruta prefijada, por lo que se requiere memorizar sus movimientos.


Las trampas que encontramos en el juego son las siguientes:

-Trampas de pinchos, que nos quitarán una vida cada vez que caigamos sobre ellas.

-Bolas con pinchos; realizan un movimiento vertical de ida y vuelta y nos quitarán una vida con solo tocarnos.

-Fosos. Los malditos fosos son uno de los peores enemigos del juego. A no ser que nos conozcamos el mapa de arriba a abajo, nunca sabremos que es lo que hay al fondo del foso. Cabe la posibilidad de que haya una enorme trampa de pinchos, o de que simplemente caigamos varios niveles hacia abajo, lo cual puede hacer que nos perdamos en el laberinto y nos volvamos locos intentando avanzar.

Los enemigos son variados. Podremos ver, entre otros, bolas viscosas que se desplazan saltando, arañas de tres patas, esqueletos andantes y ojos malignos.

Contaremos con una serie de items, en forma de pociones, que nos ayudarán a completar nuestra aventura. Existen cuatro tipos de pociones, que se guardarán en nuestro inventario cuando las recojamos y que podremos utilizar cuando nos vengan bien:


En el inventario veremos un mini mapa y los objetos que
vamos recogiendo, así como las vidas que nos quedan

-Pociones azules: nos servirán como escudo para que los enemigos no puedan dañarnos al tocarnos.

-Pociones púrpura: destruirá a todos los enemigos que se encuentren en la estancia.

-Poción amarilla: detiene el tiempo y hace que los enemigos se queden inmóviles durante unos segundos.  Cuando esto sucede podremos empujarles y a veces incluso cogerles para moverles a otras partes de la habitación.

-Poción verde: es un hechizo que provoca que todos los objetos invisibles aparezcan repentinamente.

Las pociones pierden su efecto cada vez que salgamos de la estancia en la que la hemos usado, por lo que hay que usarlas sabiamente.

También exisen otro tipo de artefactos, como por ejemplo unas botas que harán que saltemos más alto y que nos ayudarán a acceder a sitios concretos. Encontraremos también llaves que harán aparecer bloques en habitaciones vacías o puertas en muros sólidos.

Nuestras vidas son limitadas, pero podremos encontrar algunas extra por el mapa, así como monedas que nos añadirán un crédito con el que podremos continuar en caso de perder todas las vidas.

Para guiarnos por el escenario solo contaremos con nuestra memoria y con un mini mapa, que únicamente muestra las estancias que hemos descubierto y que se encuentran cerca de nuestra posición. El juego cuenta con 250 estancias, por lo que no es fácil memorizar todo el mapa, pero tampoco imposible.


Los escenarios cuentan con mucho colorido y no resultan
nada tediosos de recorrer

En el apartado técnico lo primero que hay que mencionar son los gráficos. Es una gozada ver como aprovecha los colores este título, que consigue que cada escenario nuevo nos resulte sorprendente con respecto al anterior. Con puzles muy variados y nada repetitivos, se hace muy ameno avanzar a lo largo de la aventura. 

Nuestro protagonista, como ya he mencionado, no es tan musculoso y aparente como el de la portada, pero el sprite está bastante logrado y se pueden apreciar incluso arrugas en la ropa y en el gorro de Shadax (obviamente al nivel que permite una consola como la NES).

Lo único que resulta bastante desesperante en la ambientación es la música. Solo hay una melodía in game, que no es que esté mal compuesta, es que acaba resultando repetitiva hasta la saciedad. El juego debería tener una playlist con 3 o 4 temas diferentes, porque completar un laberinto de 250 estancias con la misma música lúgubre se hace algo pesado.

Por otra parte, por sacarle alguna pega más, controlar a Shadax en esa perspectiva isométrica a veces puede ser complicado, principálmente cuando tenemos que saltar sobre plataformas que se mueven de un lado al otro. Es cierto que te acabas acostumbrando a controlar los saltos, pero al principio puede ser algo complejo cogerle el punto.

Para llegar a algunos puntos necesitaremos coger y colocar
bloques en los lugares que sean necesarios

Por lo demás, se trata sin duda de un juego de gran calidad y sobre todo muy entretenido. No tiene una dificultad extrema, pero tampoco se puede decir que sea un juego fácil, ni mucho menos. Los puzles no son complicados de resolver, pero esquivar a los enemigos no es tarea sencilla, de la misma forma que tampoco lo es guiarse por el laberinto. 

Eso sí, la curva de dificultad es muy buena y eso viene muy bien para coger el ritmo del juego sin necesidad de morir y reiniciar muchas veces.

Aunque gráficamente hay juegos en NES muy superiores a este, hay que reconocer que tiene un acabado muy curioso, cosa que también es de agradecer. 

Este título tuvo una secuela para SNES llamada Equinox, otro juego con la misma mecánica y muy superior técnicamente hablando, pero con una dificultad endiablada en comparación con Solstice. 

Espero que el análisis os haya dado ganas de probarlo. A mí me han entrado unas ganas locas de encender mi amada NES y echarme una buena partida. 

Si queréis probar el juego en formato portable, lo podéis DESCARGAR EN ESTE ENLACE: Solstice (NES)






No hay comentarios:

Publicar un comentario